7 consecuencias y enfermedades por no comer frutas y verduras

¿Por qué comer fruta y verdura?

Para mantener una alimentación saludable y vegana es indispensable comer todos los días fruta y verdura. Muchos especialistas en nutrición recomiendan al menos ingerir a diario cinco porciones de frutas y verduras variadas y de diferentes colores con el fin de evitar padecer enfermedades por no comer frutas y verduras. Probablemente, esto no sea ninguna novedad para ti, sin embargo, es importante esclarecer algunas creencias y suposiciones que suelen circular por internet y que pueden llegar a confundir a muchas personas.

El otro día me he topado con un artículo que me llamó la atención. El artículo se titula “No comer verduras (ni fruta). Antinutrientes de las plantas entre los alimentos malos para la salud” de Pau Ninja. Pau ha decidido no comer verduras y aquí cuenta su propia experiencia y los beneficios que encontró desde que ha decidido no comer verduras y por el contrario basa su menú en el consumo de carne y productos animales.

Sin embargo, nosotros queremos recordar la importancia de la inclusión de los vegetales en nuestra alimentación. A continuación verás las 7 consecuencias negativas para el cuerpo y enfermedades por no comer frutas y verduras. Los siguientes argumentos se fundamentan en evidencia científica, documentación oficial de la OMS y FAO, y no en una experiencia personal u opiniones subjetivas. Aquí van 7 consecuencias y enfermedades por no comer fruta y verdura.

Obesidad y diabetes

Una de las principales razones por la que debemos consumir frutas y verduras es para prevenir la obesidad y la diabetes. Estas enfermedades crónicas podrían prevenirse disminuyendo el consumo de alimentos procesados, de grasas saturadas (como mantequilla, quesos, carnes grasosas, algunos aceites vegetales, etc.) y de azúcar, a la vez que aumentando el consumo variado de vegetales.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2016 el 39% de las personas adultas de 18 o más años tenían sobrepeso y el 13% eran obesas. De hecho, gran parte de los pacientes que se atienden por Covid-19 sufren obesidad y fueron los mayores afectados. De acuerdo a la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) llegaron a ser el 80% de todos los que precisaron intubación, ventilación mecánica o fallecieron.

Envejecimiento prematuro

Muchas frutas y verduras contienen antioxidantes que nos ayudan a retrasar el envejecimiento a nivel celular, nos brindan mayor vitalidad y energía, pueden aumentar la esperanza de vida y también contribuyen a prevenir enfermedades complejas asociadas con la edad.

Entre los antioxidantes más importantes se encuentran la vitamina C, los carotenoides, la vitamina E y los flavonoides. Sin embargo, si dejamos de lado los vegetales favorecemos al envejecimiento prematuro, ya que consumir alimentos con alto contenido graso (como carnes, hamburguesas) y procesados (como embutidos y aderezos) aumenta la concentración de moléculas llamadas radicales libres. Estas provocan un desbalance en el organismo y un estrés oxidativo que con el tiempo desembocará en enfermedades crónicas degenerativas.

Trastornos gastrointestinales y digestivos

Una de las consecuencias más notorias e inmediatas que podremos experimentar si no comemos frutas y verduras es el tránsito intestinal lento, estreñimiento y la irregularidad de estas funciones del organismo. No consumir fibra provoca estreñimiento hasta generar hemorroides, divertículos e incluso cáncer de colon y recto.

Al comer vegetales ricos en fibra podemos tener un corazón sano y prevenir enfermedades cardiovasculares. También nos permite mantener estables los niveles de azúcar, dan sensación de saciedad y nos ayuda a equilibrar la flora intestinal.

Alteraciones del sistema de defensas y del control de las infecciones

Una óptima y equilibrada nutrición permite tener un sistema inmunológico sano. Si no incorporamos frutas y verduras a nuestra dieta desarrollaremos deficiencias alimentarias que pueden llevarnos a padecer enfermedades graves. Nuestro cuerpo tampoco contará con las defensas suficientes para combatir infecciones a las que estamos expuestos todos los días.

No es necesario obligarnos a comer vegetales que no nos apetecen, hay muchas opciones y formas de prepararlos y combinarlos. Si te interesa la nutrición, hay estos blogs informativos que pueden ayudarte y guiarte.

Inadecuado mantenimiento de piel, uñas y cabello

Otro beneficio de las frutas y verduras es que contribuyen a nuestra belleza, porque nos permite sentirnos y vernos más sanos. Los vegetales aportan carotenos, vitamina A, vitamina C y mucha agua, que inciden en la hidratación y color de la piel, fortalecen nuestras uñas y mejoran el crecimiento del pelo.

Por el contrario, la deficiencia de vegetales en nuestra dieta influye en la estética del cuerpo, ya que provoca que se nos caiga el pelo y crezca débil, también que se nos quiebren las uñas y que la piel esté muy grasosa o seca, favoreciendo la generación de acné o arrugas prematuras.

Anemia

Al no comer frutas ni verduras se produce una insuficiente oxigenación de tejidos, lo que desencadena en anemia. La anemia aparece cuando hay una deficiencia de hierro y la sangre no transporta suficiente oxígeno al resto del cuerpo. El tratamiento para la anemia consiste en mejorar los hábitos alimenticios, ingerir frutas pueden ayudar a incrementar los niveles de hierro en sangre y aportan vitaminas que logran fijar este mineral en el cuerpo. Por ejemplo, consumir naranjas, fresas, kiwi y limones nos aporta vitamina C. Esta vitamina se encuentra mayormente en frutas y su ausencia en el organismo, además de provocar anemia, puede bajar las defensas y generar problemas de coagulación, entre otros.

Problemas de visión

En la actualidad muchas personas sufren problemas de visión y dolores de cabeza por forzar la vista y exponer los ojos a la luz azul-violeta de las pantallas de distintos dispositivos. Sin embargo, algunos vegetales pueden mejorar nuestra visión y si no los consumimos estamos más propensos a padecer ciertos problemas.

Entre las vitaminas que pueden mejorar la vista y prevenir o retrasar el deterioro, se encuentran la A que ayuda a mejorar la visión nocturna, la E que aporta propiedades antioxidantes y la C que nos protege de las radiaciones ultravioletas y evita las cataratas que afectan la retina del ojo. Teniendo en cuenta todo esto, se recomienda ingerir zanahoria, cítricos, vegetales de hoja verde y frutos secos.

Conclusiones de no comer verdura y fruta

Como verás, si elegimos no consumir frutas y verduras las consecuencias para el organismo pueden ser graves. Los vegetales son fundamentales para nuestra salud y no pueden ser omitidos en nuestra dieta. No hay razón para pensar que son contraproducentes, siempre y cuando provengan de fuentes seguras, y ante cualquier duda o malestar es fundamental consultar con un profesional de la salud.

Fuentes:
http://www.fao.org/3/cb2395es/cb2395es.pdf
https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet
http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-Disposition&blobheadervalue1=filename%3DT034.pdf&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1352883450648&ssbinary=true


Se la primera persona en comentar.

Artículos relacionados