Productos veganos y vegetarianos en Lidl

Carne vegana en Lidl

Bebidas vegetales en Lidl

Platos preparados

Postres veganos

Bebidas alcohólicas y refrescos veganos

Lidl y la sostenibilidad

Lidl es una empresa alemana que comenzó siendo una empresa mayorista en los años 30. Es a partir de 1979 cuando cambia su modelo de negocio abriendo el primer supermercado. Tras esta apertura, la expansión nacional (en Alemania) e internacional es imparable. Actualmente la empresa cuenta con mas de 10.500 tiendas en todo el mundo. Su llegada a España es en el año 1994 y marca la revolución de los supermercados alemanes en nuestro país con productos de calidad a precios competitivos.

Según su página web, en su memoria de sostenibilidad, Lidl busca mejorar día a día. Optan por seguir un modelo de negocio sostenible, respetuoso con el medio ambiente reduciendo los residuos, abogando por los productos ecológicos y con una política de RRHH en la que prime el bienestar del empleado. Apuestan por el proveedor local para sus productos en cada mercado. En España, un 70% de los productos que encontramos en el supermercado proceden de proveedores españoles. Además, según indican, intentan optimizar los pedidos de la mejor forma para que no haya sobrante de producto y en el caso de que así suceda se colabora con más de 40 ONGs españolas.

My Best Veggie: la línea vegana y vegetariana de Lidl

My Best Veggie es la marca bajo la cual Lidl comercializa todos sus productos vegetarianos y veganos con la etiqueta oficial V-Label. Esta etiqueta la otorga la Union Europea para certificar que dichos productos son vegetarianos o veganos, diferenciando si los artículos contienen productos derivados de origen animal o si por el contrario no contienen ni productos ni derivados de origen animal.

En julio de 2019, Lidl presentó la marca My Best Veggie con más de 40 artículos veganos o vegetarianos. De este modo Lidl pretende posicionarse como el supermercado con más alimentos veggies de marca propia.

Este posicionamiento en el mercado que quiere hacer Lidl, convirtiéndose en una referencia para el consumidor, es claro. Hasta lanzar su línea veggie, Lidl apenas contaba con alimentación de origen vegetal por lo que debía sumarse a la competencia y a lo que el consumidor actual demanda.

Según un estudio realizado por la consultora Latern, en España, casi el 10% de la población es vegana o vegetariana y su crecimiento ha aumentado exponencialmente en los dos últimos años. Además, un 35% de la sociedad ha reducido su consumo de carnes rojas, sea por salud o por otros motivos. Por tanto, el hecho de que cada vez se encuentren más tipos de productos de origen vegetal facilita mucho los hábitos de los consumidores.

Como podemos ver, cada día hay más variedad. Ya no solo se recurre al seitán o al tofú. Hay alimentos más o menos procesados en los que se aprecia cómo se van adaptando a los nuevos tiempos, imitando a veces los platos más tradicionales para convertirlos en veggie. Encontramos comida preparada o semi preparada y los sabores están cada vez más logrados.