Las vacunas en animales

La vacunación animal es uno de los temas más importantes en el cuidado de las mascotas. Sobre todo para los que conviven con el ser humano. En caso de no ofrecer a una mascota sus vacunas, pueden transmitir graves enfermedades a los convivientes o generarle patologías graves. Hemos consultado a los veterinarios de Gorillavets.es, y estas son sus recomendaciones para quienes tienen una mascota o se plantean tenerla.

Las vacunas son fármacos para inocular un microorganismo, por lo general virus o bacterias muertas, mitigadas o vivas, para que el organismo vacunado reduzca su capacidad de producir una enfermedad, y genere una reacción creando defensas, que son las denominadas anticuerpos. Se pueden administrar en forma de pastillas disueltas en líquido o comida, o mediante inyectables vía intramuscular o subcutánea, en función del tipo de vacuna que se administre al animal.

Importancia de las vacunas

Durante el periodo de lactancia, aproximadamente el primer mes y medio de vida, el cachorro se encuentra protegido con los anticuerpos que la madre transmite. Es a partir del destete, a medida que el animal crece, cuando es necesaria una correcta vacunación y desparasitación.

El veterinario es quien mejor valora el estado de nuestra mascota, la edad idónea para ser vacunado y conseguir la mayor inmunidad, los tipos de vacunas y la frecuencia de administración, dependiendo del estilo de vida y localización geográfica del animal.

Dependiendo de cada país, y concretamente en España, se fijan diversos reglamentos de actuación a seguir en la vacunación de mascotas: perros y gatos principalmente.

Sí se han establecido vacunas obligatorias con el fin de evitar el contagio a humanos a la vez que nuestra mascota adquiera defensas inmunológicas frente a enfermedades peligrosas y comunes. Se crea así también una inmunidad colectiva que ayuda a evitar la propagación de enfermedades que pueden dañar su estado, la vida de las personas y otros animales que interactúan en el mismo entorno.

Tipos de vacunas

  • El protocolo de vacunación cambia en función de dónde y cómo vive el animal con sus dueños. Existen varios tipos de vacunas, algunas de ellas obligatorias, pero todas necesarias, tanto para los perros como las destinadas a gatos.
  • Si tu mascota es un perro, existen vacunas básicas que deben ponerse a partir de los 4-6 meses: parvovirus, moquillo, hepatitis o adenovirus y la antirrábica. Repetir la vacunación de las tres primeras cada 3 semanas hasta que el animal tenga 16-18 semanas de edad. Cuando son adultos hay que revacunar anualmente, y siempre bajo consejo veterinario.
  • La vacuna de la rabia es obligatoria en España, salvo en Cataluña, Galicia y País Vasco, tanto para perros como para gatos.
  • Hay otras vacunas que, a pesar de no ser obligatorias, sí son recomendables como la leptospirosis. Esta enfermedad se transmite a través del tracto respiratorio. De normal, el perro tiende a oler la orina de otros animales, y es ahí donde se produce el contagio.
  • Respecto a la traqueítis infecciosa está recomendada en animales que entran o están en contacto con grupos, en perreras o centros de acogida.
  • Por su parte, la leishmania, es producida por el mosquito y se da en climas mediterráneos. Se aconseja vacunar a mascotas que habitan en estas zonas, pues la patología puede llegar a causar graves problemas de salud. Como sistema preventivo existen repelentes de collares y pipetas que se administran de forma cutánea.
  • Para quienes tienen gato como mascota, debe conocer que el protocolo de vacunación es idéntico que para los perros (a partir de la sexta semana hasta la 16 semana de vida), pero las enfermedades a tratar varían. Los tratamientos obligatorios para los felinos son: parvovirus felino, herpes virus y calicivirus.
  • La clamodófila, aunque no es obligatoria, es recomendada en hábitat donde conviven varios gatos.
  • Para la leucemia, se aconseja realizar test a partir del quinto o sexto mes de vida, porque la puede transmitir la madre durante el periodo de gestación o la lactancia. También de unos gatos a otros mediante la saliva, simplemente por compartir comederos o bebederos.

Vacunas obligatorias en Madrid

Las ordenanzas reguladoras en el ayuntamiento de Madrid establecen la obligatoriedad de vacunar a los perros a partir de 3 meses de edad. La revacunación será igualmente obligatoria y anual. La vacuna contra la rabia también se incluye obligatoria. Esta información quedará reflejada en el documento identificativo del perro, y es responsable su propietario. Se excluye expresamente a los gatos, bajo excepciones de circunstancias epidemiológicas u otras que las autoridades consideren pertinentes. Si por algún motivo el animal no ha sido vacunado, el dueño está obligado a tener un certificado oficial que justifique la contraindicación de la vacuna.


Se la primera persona en comentar.

Artículos relacionados